TOP
Image Alt

teresa díaz guzmán

la teoría del todo

el amor a la vida: la medida de todo

El universo no sería para tanto si no fuese porque es el lugar en el que vive la persona que amas»

Es una frase de Stephen Hawkings, el científico que nunca desdeñó la parte sensible del mundo. Termina así Manuel Jabois su intervención de esta mañana en Hoy por Hoy y esa frase resuena en mi cabeza.

Mi ignorancia en temas científicos y creo que también mi predisposición natural prefieren esa dimensión tangible y sensorial que forman las personas amadas. Recuerdo, por asociación, la película La teoría del todo.
Fui al cine a ver La teoría del todo una noche entre semana, casi sola en la sala y salí con ganas de comentarla porque me tocaron varios aspectos de su vida. De nuevo en mi incapacidad de comprender la ciencia, destaco la historia de amor entre Stephen y Jane, una mujer valiente y decidida. Y cómo una sociedad convencional estropea una relación familiar diferente.
la teoría del todo
Es una historia contada a partir del honesto libro de memorias de Jane, Hacia el infinito. Tanto que tras un pase privado de la película, el propio Hawkings afirmó que lo que había visto era «básicamente la verdad», como leo en este artículo sobre la película en Entrelíneas.
Me gustó también otra escena: cómo descubre que la ilusión es el brillo que aporta el enamoramiento a nuestras vidas. Y que esa ilusión sea suficiente para vivir una historia de amor, salga como salga.
la teoría del todo
 Descanse en paz un hombre fuerte en su fragilidad, ahí está el misterio.

Post a Comment