TOP
Image Alt

teresa díaz guzmán

Seamos Píkaras

pikara magazine: ¿algo te pika? comunicación feminista
Si aún no conoces Pikara Magazine ya tardas en pinchar en el enlace y darte un paseo por allí. Te diré que es un proyecto periodístico que nació bajo el lema «Lo único q necesitas para iniciar una revolución feminista es una amiga». Así empezaron y ahora son más de 150 000 cada mes.

June Fernández, su directora, estuvo en Valencia, en la librería La Rossa de Benimaclet, para presentar el tercer anuario de Pikara Magazine, en un clima de «bipolaridad entre feminismos: por un lado es demonizado y, por otro, está de moda», tal y como afirmó June en el coloquio .

La revista en papel fue una ilusión, la demostración de que si puedes soñarlo, puedes hacerlo. «Nos apoyamos en el crowfounding y fue un éxito», cuenta emocionada. El primer año lanzaron mil ejemplares que se agotaron enseguida y tuvieron que reeditar; imprimieron 2 000 del segundo número y también fue necesaria una reimpresión. Este año directamente han ido a por 5 000 ejemplares.

Como tantos casos de publicaciones on line, Pikara nace de una crisis profesional y existencial, y de una pregunta que se queda dentro y ya no para de rascar: «¿y por qué no montas tu propia revista?». Con la referencia de Bitch en la cabeza, June comenzó a pergeñar una publicación periodística de calidad, con perspectiva feminista pero que permitiera acercarse a gente todavía no convencida. En noviembre de 2010, tras una maduración de 9 meses, comenzaron a publicar sin utilizar el término ‘feminista’. Cuando por fin se decidieron a definirse sin complejos, el proyecto despuntó.

presentación anuario 3 pikara valencia

Llenazo en La Rossa, durante la presentación del III Anuario, a cargo de June Fernández, fundadora y directora de Pikara. Foto: @delia_amoros

«En el instituto, en la facultad, yo sabía que era feminista pero no conocía a ninguna otra. Una profesora, Lucía Martínez Odriozola, me habló de redes internacionales de género» y el mundo de June se hizo mucho más grande. Odriozola es una apasionada del periodismo y de la perspectiva de género: «Incluir la perspectiva de género en el periodismo es cuestión de profesionalidad». Además, vivimos un momento de

No sólo luchan por el feminismo: cada vez Pikara va siendo más transversal y trata de incluir reflexiones sobre otros colectivos respecto a los que las mujeres tienen privilegios. «Nuestra intención es tender puentes y abrirnos a distintas miradas» sobre los distintos feminismos –mujeres negras, árabes, de fuera de la academia, latinoamericanas– y sobre todos los ámbitos de la sociedad, insiste June Fernández, para no repetir los mismos modelos del antiguo colonialismo.

Periodismo digno: gratis no trabajo

En la redacción de Pikara son 3 personas que han pasado 4 años como «militantes y sólo este año hemos conseguido un sueldo pequeño». A cambio, desde el inicio intentaron garantizar las remuneraciones a los trabajos profesionales de redactores, ilustradores y fotógrafos en un momento de crisis como el que se vivía –y se vive–.

Pikara: la caperucita con katana de Emma Gascó

La caperucita con katana de Emma Gascó.

«Como pagamos, se ponen en contacto con nosotras colaboradores que nos venden sus reportajes y que no tienen formación en género», explica. Con ellos hacemos una labor de educación, haciéndoles ver lo que no es aceptable y, así, se logra añadir esa perspectiva de género a los conocimientos de esas personas.

Además, cuentan con un consejo de edición, en cambio, lo conforman 7 personas, todas ellas de forma voluntaria. La línea editorial es diversa porque cada una piensa de una manera, lo que enriquece la revista. Reflejo de la sociedad, aún quedan muchos puntos por debatir pero, sobre todo, es necesaria mucha solidaridad entre feministas: dejar atrás los personalismos y el feminismo de primera, feminismo de segunda.

Creación de comunidad

Optar por una revista en internet fue una decisión económica, aunque «nos gustaba también la interacción, el movimiento en redes sociales y la creación de comunidad», ventajas que no nos daría el papel.

Como novedad, acaban de lanzar un foro de debate feminista en el que reflexionar libremente, sin (machi)trolls, para lo que aún están probando un sistema de moderación colectiva que, por ahora, está funcionando muy bien. Además, la participación en los foros sirve para conocer temas que interesan a los lectores y que la revista no está cubriendo: «estamos descubriendo mundos que desconocíamos».

La ilustración es importante

Pikara nació de cuatro plumillas, volcadas completamente en los textos, y «Emma Gascó, la ilustradora, le dio personalidad gráfica a Pikara». De hecho, las ventas de los productos de la Caperucita –«se venden como churros»– en la tienda on line están manteniendo la revista.

Productos de la tienda online

Productos de la tienda online con ilustraciones de Emma Gascó. Foto: Pikara Magazine.

Cada vez más «nos hemos abierto a la parte gráfica» y al humor: actualmente, «hemos establecido una colaboración con la Asociación de Autoras de Cómic (ACC)» y crean la sección Las Tiradas que aparece ahora en la portada. Ellas no hacen un cómic femenino sino que el cómic supone una variedad enorme.

Post a Comment