Treinta mujeres fascinantes en la historia de València

El libro Treinta mujeres fascinantes en la historia de València es un libro feminista, sí, que reivindica treinta figuras femeninas de la terreta. Y por si es necesaria la aclaración, «es un libro feminista según la definición de la RAE», explica Susana Gisbert (autora de uno de los relatos y Fiscal de Violencia de Género), «feminista en la búsqueda de una vida igual en derechos a los de los hombres».

Este libro recoge «perfiles de todo tipo», cuenta Marisa Alemany, y nos presenta a «mujeres que intentaron salir de sus circunstancias». Incide en una idea: «EnValència las mujeres han tenido muchos derechos y los han ido perdiendo por el camino».

Treinta mujeres fascinantes de la historia de València

Susana y Marisa, junto a Ana Lozano, Susi Bonilla y Marisa Alemany, junto a otras autoras, han rescatado del olvido a esas treinta mujeres fascinantes sobre quienes la información, según el caso, podía oscilar desde unas pocas líneas hasta una extensa documentación.

Todas ellas estuvieron presentes en la mesa redonda organizada por Bibliocafé en la 52 Feria del libro de València y cada una destacó algo de la mujer protagonista del relato que ha escrito:

  • Susi Bonilla: Pilar Mateo creó una pintura insecticida que mata los mosquitos causantes del mal de Chagas en las cabañas de países de zonas en desarrollo y, en la actualidad, sigue trabajando en la lucha contra la ablación. Pilar habla de responsabilidad social, «considera que todas tenemos algo que hacer por mejorar la sociedad», explica Susi, quien la califica de «ejemplo q deberíamos seguir todos».
  • Ana Lozano: Isabel Navarro participó activamente en la defensa dels furs, además de ser la mujer del líder de les Germanies Vicente Peris. Este movimiento «siempre me ha interesado como valenciana y este relato me ha permitido ahondar» en un momento en el que «la dote de las mujeres no estaba compartida con el marido y ellas tenían derecho sobre sus bienes» y los defendían.
  • Marisa Alemany: Esperanza Ramos, madre del general Basset, también batalló por els furs y su participación, así como la de otras mujeres, «está documentada de manera negativa, como descamisadas».
  • Susana Gisbert: «Sobre Eleanor Esparza solo hay documentación hasta que se casó». La Fiscal de violencia de género establece «una relación directa entre las mujeres con las que trato cada día y las de la antología» porque «la mujer ha sido educada en subordinación al hombre», algo que aún no hemos cambiado.

 

mujeres-fascinantes2-1-portada-ultima2 copia

El origen de este proyecto

El Grupo Cultural Germanías organiza rutas guiadas por València desde hace años y Treinta mujeres fascinantes de la historia de València «es una de las rutas más exitosas, donde se transmitían oralmente las historias de estas mujeres», no necesariamente ejemplares.
«Fue un encargo abusivo», acepta el editor Salva Raga, «hoy a toro pasado lo puedo reconocer. Todos los astros se alinearon y solo puedo decirles GRACIAS con mayúsculas».
Las autoras han puesto una voz y un tono adecuado a las mujeres protagonistas que les fueron asignadas. En un mes de trabajo efectivo, incluyendo la fase de documentación, los relatos vieron la luz con la ambientación y la voz adecuadas, y con los elementos necesarios para la construcción del relato.
La protagonista de La doctorita, relato escrito por Susi Bonilla, sigue viva, lo que añade al relato la dificultad de «mantener el equilibrio entre dar elementos de ficción y, a la vez, dar a conocer su tarea real».

Se sabe que Isabel Navarro fue detenida y torturada hasta que no aguantó más y delató a sus compañeros. Ana Lozano tiene que terminar el relato así, no lo podía cambiar pero no se trata de «contar todos los datos como un relato histórico sino de darle el interés y la intriga para atraer al lector». Para hacerlo, decidió contar la historia con «una visión intimista: ¿Qué hace una mujer cuando tu marido es un líder y tú eres su compañera?».

 

La importancia de la antología

mujeres-fascinantes2-1-portada-ultima2Es importante no catalogarlo como un libro de mujeres porque «las cosas de mujeres son cosas de todos» como bien apunta Susana Gisbert. Esta antología es «recomendable desde un punto de vista histórico», según Susi Bonilla, porque es «un ejemplo del empoderamiento femenino a lo largo del tiempo».

Ana Lozano hace hincapié en las mujeres que están en la historia aunque no estén recogidas con sus nombres: «Yo quiero reivindicar a las mujeres anónimas, que sí son mujeres fascinantes de verdad: nuestras madres, nuestras abuelas… A todas ellas, anónimas, un aplauso muy grande». Y aplaudimos, claro. 😉

Casi al cierre del acto, Susana Gisbert se pregunta, curiosa, «¿Qué otras mujeres están esperando que las rescatemos? Tengo ganas de rescatar a las sin-sombrero». Y es que una antología como esta «es una herramienta muy útil» para trabajar en las escuelas, apunta Susi Bonilla.

 Podéis comprarlo directamente en la página de la editorial, pinchando aquí.

¿Y si no le gusto cuando me vea?

si no le gusto

Creemos equivocadamente que nuestro físico no es atractivo. Una parte es responsabilidad nuestra (nuestro miedo, nuestros complejos…) y otra la hemos aprendido a nuestro alrededor. Borra todo eso porque hay personas a las que ese conjunto de características que tienes tú les gustan, así, sólo de verte. A más de una y más de dos, seguro.

Puedes leer el texto completo en Weloversize, pinchando aquí.

El voluntariado y sus contradicciones

La semana pasada di un taller de Gestión del Tiempo en la Plataforma del Voluntariat de la Comunitat Valenciana y, como de un taller se trata, me gusta que las personas que participan se impliquen en la formación. Así, aprovechamos la presentación para decir quiénes somos, dar a conocer nuestras asociaciones y establecer nuevos contactos, semillas de futuras colaboraciones.voluntariado y sus contradicciones

Tan bien funciona ese primer momento de presentación que luego la gente se anima y ya no paran, y cogen confianza como para compartir reflexiones profundas con el grupo. Eso paso esta vez y abrimos un par de melones que tuvimos que dejar sin comer para avanzar con el tema de la gestión del tiempo.
Sin embargo, me parecen cuestiones importantes y quiero dejar constancia de ellas como preguntas al aire:
  • Una asociación que depende totalmente del trabajo de sus voluntarias ¿tiene sentido? ¿No tendría que tener personal laboral?
  • ¿Las ONG tienen que ser rentables sin voluntariado?
  • ¿Absolutamente todas las actividades que realiza el voluntariado tienen que convertirse en tareas remuneradas?
  • La Ley del Voluntariado existe desde 2001 y no se aplica. La figura de la persona voluntaria está explotada por las asociaciones y no debe realizar en ningún caso labores de una persona contratada.  ¿Por qué no denunciamos esta situación en nuestras instituciones?
  • Las asociaciones que luchan por la dignidad y los derechos de determinados colectivos tendrían que respetar los derechos y la dignidad de su personal contratado, ¿verdad?
voluntariado según forges
Estoy segura de que se me escapa alguna pero ya os podéis hacer una idea de por dónde van los tiros. Son reflexiones para retomar en otro espacio y debatirlas en profundidad, tal vez en otro foro organizado por la propia Plataforma del Voluntariat.
¿Habéis pensado sobre estas cuestiones? ¿Cuál es vuestra reflexión o vuestra experiencia sobre ellas? Venga, ¡compartidlas en los comentarios!

Escritoras, ¿somos invisibles?

plataforma escritoras del mediterráneo

La Plataforma de Escritoras del Mediterráneo organizó, en el marco de la 52ª Feria del Libro de València, un debate sobre la presencia de las escritoras en el mundo de la cultura. Teresa Espasa, Rosa María Rodríguez, Marina Izquierdo, Mar Busquets y Elia Saneleuterio hicieron especial hincapié en la realidad valenciana

En los libros de texto y en las aulas, como expone la profesora Elia Saneleuterio, «no se muestra un equilibrio entre escritores y escritoras», algo que ocurre «en todas las disciplinas», añade Rosa María Rodríguez, y es grave porque «mientras las alumnas no se vean reflejadas en lo que estudian, asumirán el introyecto de ser seres secundarios».
Los escritores valencianos también están hiporrepresentados en los libros y antologías de autores españoles. «¡Imaginad lo que ocurre con las escritoras valencianas!», apostilla Rosa María, filósofa y escritora. «Si las mujeres no están, no se les ve, no se las valora», por eso es clave visibilizarlas.
escritoras invisibles
Plataforma de escritoras del Mediterráneo en la 52 Fira del Llibre. Foto: Rosa María Rodríguez
Desde la Plataforma de Escritoras del Mediterráneo «estamos muy comprometidas con la visibilización de pintoras, escultoras, escritoras… Pero ¿qué pasará después?», se pregunta en voz alta la poetisa Mar Busquets, porque las sin sombrero han estado tapadas y silenciadas durante 70-80 años.
Las antologías permiten mantener la poesía en el tiempo. «¿Qué tipo de poesía se hace en Valencia de 20 años a esta parte?», inquiere de nuevo en voz alta Mar. No tenemos ni idea, por eso queremos lanzar una nueva antología de la poesía hecha por mujeres en Valencia.
La voz poética es lo más personal y la poesía escrita por mujeres no es importante en tanto que trata temas diferentes sino porque aporta matices personales a los temas universales. Para muestra, un botón: varias escritoras leyeron fragmentos de sus obras al final de este debate.
Esa infelicidad de quien todo lo tiene…»
(Elena Torres, «Las 9 musas» en El baile de la vida, –poemario candidato a los Premios de la Crítica–)
Hay palabras que tienen pasaporte, se gritan entre desiertos
[…]
Hay palabras desnudas y libres»
(Lola Martínez Aullón, Sinécdoque)
Un poema es algo casi pictórico, la sombra de un árbol q proyecta el devenir» (Amparo Santana, texto inédito)
Ahora q palideces como la luna y estás dormida y estás despierta» (Mar Busquets)
Miquel:
La nostra casa era l’absència, sempre l’abscència […]
On ets, Miquel? On ets, Miquel, si no puc sentir-te?»
Elia Santaeulalia, Poetes d’exili (poema referido a Miguel Hernández)

Nosaltres, les escriptores

Exposició Nosaltres, les escriptores al Centro Cultural Ocutbre
Exposició Nosaltres, les escriptores al Centro Cultural Octubre. Foto: El Temps.
Nosaltres, les escriptores és una exposició itinerant, comissariada per Manola Roig i Rosa Roig, i organitzada per la Fundació pel Llibre i la Lectura (FULL). Mostra a escriptores valencianes des d’Isabel de Villena fins a la actualidad. Actualmente pot visitar-se a l’IES Dr. Faustí Barberà d’Alaquàs fins al 7 de maig,

Un telèfon mòbil de comerç just

mòbil de comerç just

Ja fa molts anys que ens acostumarem als productes alimentaris o textils de comerç just. Això vol dir que la gent que treballava la terra o que manufacturava el cotó cobraven un preu just pel seu treball i gaudia d’unes condicions laborals dignes.

Cada vegada són més les possibilitats de consumir productes amb aquestes característiques i ara podem, inclús, accedir a un telèfon mòbil sostenible i solidari. I, a més a més, lliure.

Per a llegir el text complet, punxa ací.

La alegría que nos trae el sol

beneficios del sol

El clima y nuestro estado anímico están relacionados: cuanto más brilla el sol, mejor es nuestro humor

Cualquiera de nosotros, en mayor o menor medida, ha experimentado la influencia que el sol tiene sobre nuestro organismo. Pasamos el invierno cansados, medio aletargados, y cuando llegan la primavera y el verano, parece que despertamos. Recientes estudios han logrado establecer la correlación entre la luminosidad y esa vitalidad que recobramos.

Para leer el texto completo en Fuerteventura Hoy, pincha aquí.

luna llena

luna llena

Pablo hace fotos como el que va a pescar: prepara la cámara, marca el tiempo y la obturación y la fija en el trípode. Pasea primero un poco junto al equipo, vuelve a mirar al cielo y finalmente se sienta en el taburete plegable. Paciente, espera que la luz de la luna se impregne en la película.

Sigue las huellas del pasado colonial por las Islas Canarias

conjunto arqueológico de Acusa

El archipiélago de las Islas Canarias estaba habitado por aborígenes canarios y puede descubrirse ese pasado en el conjunto arqueológico de Acusa, en Artenara, el pueblo más alto de Gran Canaria. Reúne pequeñas casas, sobrias y funcionales, que más tarde se mezclaron con el estilo de los conquistadores europeos que llegaron a partir de 1402.

Para leer el texto completo en Fuerteventura Hoy, pincha aquí.