TOP
Image Alt

teresa díaz guzmán

El amor se construye también sobre renuncias

Creo que todos coincidiremos en la cantidad de cualidades, vivencias, experiencias positivas… que una relación de amor aporta a nuestras vidas. Infinitos, sin duda, pero una pareja se compone también de renuncias, de todas las veces que dice «no» a oportunidades que infringirían el pacto implícito que tienen.

No sólo me refiero al sexo. Hay otras situaciones no sexuales a las que se debe renunciar también en aras de ese compromiso con nuestra pareja. Insisto en que implícito porque me dicen siempre que saco el tema que hay cosas de las que no está permitido hablar.

los puentes de madison oportunidades

La mayoría de las parejas desconoce esos desvíos que aparecen en el camino y no se cogen. Muchas personas prefieren ignorar que en situaciones reales sus novios o novias, mujeres o maridos, han dicho «no, gracias» y las han elegido a ellas por amor, por respeto, por lealtad, por educación. Por todo eso y muchas más cosas.

Desconocen que esto pasa porque esto no se dice, de esto no se habla con la persona con la que compartes tu vida… ¿por qué no? A mí me parece una de las cosas más bonitas y más tiernas: no querer estar con nadie más que con él o ella, o contigo o conmigo.

Unas renuncias son ligeras, sólo un chispazo y se desvanecen en el mismo momento en que surgen, intrascendentes. El primer fogonazo es inevitable pero no cabe nada más, ni el mínimo resquicio por donde pueda colarse la posibilidad.

amor dudas

Otras, en cambio, son más difíciles, hacen dudar. La persona nos interesa, en otras circunstancias podría encajar en nuestro plan de vida y es un momento difícil. Si además nos pilla en un mal momento personal, mayor será la duda. Se sopesan entonces los argumentos más o menos racionalmente según se sea y se toma una decisión.

Cuando nos quedamos con nuestra pareja, estas historias que quisimos vivir –y no nos atrevimos– se quedan atrapadas en el reverso de nuestra piel. Durante un tiempo, aguijonean el corazón en días de sol o lo calientan en días tristes.

amor y renuncias

A la larga, si la elección es honesta, pueden fortalecer la relación aunque la pareja ni se entere. Otras veces se convierten en oportunidades perdidas, sacrificadas en cumplimiento de un contrato que ya no significa nada.

Si nos dejamos llevar, si olvidamos lo que debe ser y rompemos la norma por una vez… creamos un refugio eterno al que siempre volver, como la maravillosa historia de Los puentes de Madison.

Post a Comment