TOP
Image Alt

teresa díaz guzmán

despertar

una mañana cualquiera

una mañana cualquiera
07:01, suena la alarma del despertador.
07:11, vuelve a sonar.
07:21, tercer aviso.
07:31, suena por última vez la alarma y Sara por fin se levanta. Ducha rápida y primer aviso al resto.
La mujer, a medio vestir, prepara en la cocina el café y la mesa para el desayuno de todos: la leche, los cereales de Marcos, azúcar, seis tostadas, mermelada –la de pera para Juan, de melocotón para la nena y para ella–, tres tazas y el tazón de los cereales… Coge cinco naranjas, cuatro vasos, enchufa la tostadora y el exprimidor.
Segundo aviso y no son ni las ocho de la mañana.

Post a Comment