TOP
Image Alt

teresa díaz guzmán

voz tomada

la voz tomada

Raúl lleva un par de días resfriado. Consecuencias de fallas –le resta importancia– porque el tiempo no ha acompañado. Lluvia, bajada de temperaturas, viento. Aunque haya empezado la primavera, el tiempo se resiste a dejar atrás el invierno. No es el único en la redacción: estornudos, mocos, ojos rojos, décimas de fiebre… Los virus han pasado de unos a otros pero parece que hoy ya está todo el mundo mejor. A Raúl solo le queda una voz ronca y los compañeros se burlan de él. Yo sonrío y callo. No me parece prudente decir en alto que a mí me gusta esa voz algo más grave, más varonil. Que me pone mucho oírle así, con ese timbre más bajo. Que le imagino más hombre, más salvaje, más bruto…

Post a Comment