TOP
Image Alt

teresa díaz guzmán

guiño

guiños

Me turba que me guiñes el ojo. Cada vez. No me acostumbro. Turbar, según la RAE, es sorprender o aturdir a alguien, de modo que no acierte a hablar o a proseguir lo que estaba haciendo. Justo eso. No soy capaz de decir nada coherente o, si no he de decir nada, olvido qué estaba haciendo y, un rato después, aún me sorprendo con tu imagen en la mente y sonrío otra vez, turbada.

Post a Comment