TOP
Image Alt

teresa díaz guzmán

«Google Doodle» o cómo hacer las efemérides entretenidas

Me confieso muy fan de las cabeceras personalizadas de Google, más conocidas como Google Doodles, que hoy cumple 16 años. ¡Dieciséis ya! ¿Te acuerdas de la vida antes de Google? Sí, no hace tanto de eso… Hace un año se celebraba el 15 aniversario oficial de la empresa.

No me voy a poner a contaros batallitas, hoy no… Sólo un poco pesada con tanto doodle pero ¡dame una oportunidad! Estoy convencida de que cuando acabes de leer serás tan fan como yo. Y no seremos los únicos cuando los chicos de esta empresa personalizan toda suerte de objetos con sus ‘dibujitos’: camisetas, tazas, carteles, bolsas de tela…

Mundo geek, por ejemplo, tiene sus 10 favoritos. 99 comentarios selecciona los 10 mejores entre los interactivos. A nosotros, diez se nos quedaban cortos… así que puedes ver nuestra selección en 1 minuto 30 segundos.

Al comienzo, aparecían dibujitos junto al logo ocasionalmente (sólo tres en todo 1998) pero, menos de un año después, ya se estaba modificando la fisonomía del logo, poniendo un par de calabazas en lugar de la letra ‘o’. Con un par.

En 2000 llega la primera historia: un alienígena que posa su nave sobre el logo de Google, toma medidas, lo engancha y se lo lleva a su planeta. Cada viñeta fue publicada en un día diferente, como una serie. Después de esa, muchas más: juegos olímpicos, una familia de osos que prepara su ‘casa’ para la navidad, un familia de alces…

Google Doodle

Y ya en 2002, la primera colaboración: Dilbert, personaje de tira cómica creado por Scott Adams, traslada su oficina hasta la cabecera del famoso buscador. No es el único que ha dejado su sello en el anagrama más buscado de la historia reciente. También han participado la Pollock-Krasner Foundation, el ilustrador de cuentos infantiles Eric Carle, el artista Robert Indiana… Hasta la cocinera Ina Garten, famosa en los USA, transformó las letras de colores en comida para la celebración de acción de gracias.

Personajes de dibujos animados también han pasado por el photocall de Google: Doraemon, los personajes de Barrio Sésamo –el mejor para mí, el Monstruo de las galletas, Snoopy, la Little Miss Sunshine de Roger Hangreaves… Hasta el veterano Popeye pasó por allí.

Google Doodle

Desde el principio, los doodles van más allá de la frontera estadounidense. Celebran San Patricio, San Jorge, el día de la madre, el día de la tierra, y también fiestas locales como el 4 de julio, el día de Canadá, la liberación nacional de Corea, la reunificación de Alemania o el día del Armisticio. Nada les resulta ajeno: acontecimientos históricos, celebraciones deportivas, las elecciones a Presidente del mundo, escritores, pintores, dibujantes, músicos, arquitectos…

Los pequeños dibujos que acompañaron los primeros tiempos del buscador modifican su estilo, rodeando el anagrama, fusionándose con él, fagocitándolo hasta hacerlo desaparecer. El colorido logotipo deviene en números, manchas de color, formas que recuerdan a las letras que lo componen. Y van un paso más allá, en el aniversario de la invención del código de barras.

Google Doodle

Dibujo tradicional, tonos pastel, tiras cómicas, bocetos, trazos recargados, volúmenes en las letras, posterizados, efecto acuarela, caligrafía, fórmulas matemáticas, pentagramas… Todo vale. Experimentan, arriesgan, juegan. Juegan, señores, juegan. Ésa es la clave: ponen pasión y ganas a lo que hacen, se divierten y los usuarios del buscador nos divertimos con ellos.

Google Doodle

Y entonces llegó Pac-Man
El 21 de mayo de 2011 se conmemoraba el 30 aniversario de la creación de ese videojuego donde un comecocos amarillo comía bolas y huía de los fantasmas. Los programadores de Google nos invitan a jugar: insert coin. Perfectamente recreado en la cabecera, el juego está listo para echar unas partidas. ¡Imposible resistirse! Especialmente, los que ya tenemos una edad. 🙂 A partir de entonces, un sinfín de guiños animados e interactivos.

Un vídeo del Imagine de John Lennon, una peli para el aniversario del nacimiento de Charles Chaplin, un simulador de guitarra eléctrica por el cumpleaños de Les Paul, un eclipse lunar que puedes controlar a voluntad, una onda de colores en movimiento para el aniversario de Hertz, una cremallera que sube y baja que recuerda el nacimiento del inventor Gideon Sundback, una recreación de la primera proyección en autocine, un vídeo homenaje a los carteles de cine de Saul Bass, un paseo por el Claro de luna de Debussy… y así, hasta el infinito y más allá.

Dejo aquí el enlace al buscador de doodles para que puedas verlos todos. Seguro que muchos te sorprende. Después de mirar y mirar, lo tengo claro: Yo, de mayor, quiero ser doodlera de profesión.

Post a Comment