TOP
Image Alt

teresa díaz guzmán

boda hija

madre e hija

Toda la vida parece que va huyendo de mí, de verdad. Yo a un lado y ella, lo más lejos que puede. Es la vida, claro, nos encontraremos, espero, algún día. Hoy me toca sonreír. Mírala, ya sale. Está muy guapa, con esos rizos negros que se empeña en esconder bajo el tul blanco. Es demasiado joven para casarse con el primer novio pero, claro, no va a hacerme caso…

Aún podían disfrutar, conocer mundo, a otras personas… son unas críos… y la vida es otra cosa.

Tenían que haberse ido a vivir juntos y luego ya veremos. La vida es muy larga. ¡Qué prisa por complicarse! Pero no, Laurita no salía de casa sin casarse. ¡Capaz será de no haberse acostado con Jorge! Cuánto tiene que aprender aún. Bueno, aprenderá a la fuerza y, tal vez, tengan suerte.

Me dice adiós desde el coche. De época, cómo no. Está radiante: princesa por un día. ¿De dónde habrá sacado esta niña esas ideas?

Comments (1)

  • Bonito… muy bonito!

    Nos quedamos en tu blog y si no es molestia, te animamos a visitar el nuestro, y si te gusta, te quedes también! ; )

    reply

Post a Comment