TOP
Image Alt

teresa díaz guzmán

escuela

recuerdos de escuela (1)

Relámpagos. Esa era la primera palabra escrita en la pizarra para separar por sílabas. Se me daba bien hacer eso. Cuando acababas tu palabra, ponías otra para el siguiente compañero. Yo creo que puse motor, o alguna otra fácil, porque detrás de mí iba mi amigo Lucas y no se le daban muy bien las sílabas. A veces soñaba que le ayudaba con los deberes, que le hacía de profe y luego merendábamos juntos. Recuerdo un día que el gato del vecino se coló en mi sueño, robó un trozo de mi bocadillo, se tumbó sobre un cojín y empezó a ronronear enseguida. En realidad era un gato sarnoso que iba al descampado donde jugábamos pero yo prefería imaginarme historias bonitas. El ruido de las sillas arrastradas por el suelo ponía fin a la clase de lengua, justo antes del recreo. Lucas siempre jugaba al fútbol y yo iba a verle con mi amiga Susana. Susi era la más guapa de clase, con el pelo lleno de rizos que su madre le recogía con una diadema. A veces, es verdad, le tenía celos por ser tan guapa pero no siempre porque era mi amiga y no se lo tenía en cuenta. Mamá me decía por aquella época que para gustar no sólo estaba ser guapa sino que había otras muchas cosas que hacían que los chicos nos quisieran. La tía Lola le daba la razón y nombraba siempre a un tal Fernando que, aunque no era guapo… Nunca acababa la frase porque a las dos les entraba la risa.

Puedes leer también, Recuerdos de escuela (2)

Post a Comment